ANTIÁCIDOS ESTOMACALES

 

Los antiácidos estomacales son medicamentos de alivio rápido que contrarrestan la acidez del estómago. La presencia de estos ácidos en el estómago es natural ya que ayudan a digerir los alimentos.

El estómago es la única parte del tracto digestivo que está diseñado para soportar este pH ácido. Cuando el contenido del estómago regresa al esófago causa ardor debido a que el esófago no está preparado para resistir esa acidez, especialmente durante un período prolongado de tiempo.

Los antiácidos estomacales ayudan a neutralizar estos ácidos, por lo que el revestimiento del esófago estará menos expuesto a los ácidos gástricos.

La mayoría de los antiácidos estomacales contienen uno o más de los siguientes ingredientes:

  • Hidróxido de aluminio.
  • Carbonato de calcio.
  • Trisilicato de magnesio.

Estos antiácidos tienen la misión de producir un alivio rápido cuando experimentamos síntomas de reflujo gastroesofágico pero no eliminarán estos síntomas. Existen otros medicamentos, como los antagonistas H2 o los protectores de estómago que se utilizan con ese fin.

Efectos secundarios de los antiácidos estomacales.

El uso a largo plazo de antiácidos estomacales puede causar efectos secundarios en algunos pacientes. Es posible experimentar:

  • Estreñimiento.
  • Diarrea.
  • Dolores de cabeza.
  • Náuseas.

Los antiácidos no se recomiendan para personas con enfermedad renal o niveles altos de calcio en la sangre. También pueden interactuar con otros medicamentos, como hormonas tiroideas.

Otro punto en contra se basa en que los antiácidos neutralizan el ácido pero no tratan la inflamación causada por la enfermedad por reflujo gastroesofágico. Cuando el esófago inflamado se va dañando, puede erosionarse el revestimiento o, rara vez, convertirse en cáncer. Por esto es importante no automedicarse cuando sufrimos alguna patología.

Antagonistas H2 y protectores de estómago.

En algunos casos, se necesitan medicamentos que bloquean el ácido para tratar el reflujo gastroesofágico. Tu médico puede recomendarte medicamentos preventivos como los antagonistas H2.

antiácidos estomacalesEstos medicamentos funcionan mediante la reducción de la cantidad de ácido que produce el estómago y mantienen el efecto durante 12 horas a la vez.

Si todavía experimentas una acidez frecuente, tu médico podría recomendarte protectores de estómago. Estos funcionan de manera similar a los antagonistas H2 pero son más potentes y mantienen el efecto durante 24 horas.

Los protectores de estómago también son ideales para pacientes con daño esofágico significativo.

Te recomendamos llamar a tu médico si los medicamentos habituales no mejoran tus síntomas dentro de tres semanas. Es posible que necesites ver a un gastroenterólogo para que estudie tu caso en profundidad.

Opinión final.

Es probable que sea necesario seguir una tratamiento a base de antiácidos y otros medicamentos no sólo para tratar los síntomas de acidez, si no también para tratar el daño esofágico.

También es importante tener en cuenta cómo los cambios de estilo de vida pueden ayudar a complementar el tratamiento del reflujo gastroesofágico. La pérdida de peso, hacer comidas más pequeñas y evitar los alimentos desencadenantes pueden ayudarnos. Asegúrate de mantenerte en contacto con tu médico si los síntomas no mejoran. De lo contrario, es posible que el riesgo de dañarte el esófago aumente.

error: Contenido protegido.