TRATAMIENTO

Muchas personas utilizan medicamentos para el tratamiento del reflujo gastroesofágico. De hecho, los medicamentos son la primera opción para las personas que quieren tratar los síntomas de la enfermedad por reflujo gastroesofágico, como la acidez y la regurgitación.

Algunas personas pueden tratar sus síntomas de enfermedad por reflujo gastroesofágico con cambios en el estilo de vida, como comer menos alimentos grasos y picantes. Sin embargo, estos cambios pueden no funcionar en todo el mundo.

Si realizas cambios en tu estilo de vida y tus síntomas no mejoran al cabo de unas pocas semanas, tu médico te impondrá un tratamiento del reflujo gastroesofágico.

Medicamentos para el tratamiento del reflujo gastroesofágico.

Existen tres tipos de medicamentos que forman parte del tratamiento del reflujo gastroesofágico:

Antiácidos.

tratamiento del reflujo gastroesofágicoLos antiácidos contienen aluminio, magnesio, calcio o alguna combinación de estas sustancias. Se pueden encontrar como masticables o como pastillas.

La acidez está causada por el reflujo ácido que se produce cuando el ácido del estómago fluye hacia arriba hasta el esófago. Los médicos sugieren antiácidos como primer tratamiento del reflujo gastroesofágico para ayudar a calmar la acidez menor.

Estos fármacos ayudan a reducir los síntomas por la disminución de la cantidad de ácido en el estómago. Los antiácidos cumplen su cometido en cuestión de minutos tras tomarlos, ofreciendo un alivio más inmediato que otros tratamientos.

Los antiácidos a veces causan efectos secundarios como diarrea y estreñimiento. Estos efectos secundarios son más comunes cuando los antiácidos se utilizan con demasiada frecuencia. Asegúrate de seguir las instrucciones de dosificación indicadas en el envase de tu antiácido.

Antagonistas H2.

Los antagonistas H2 reducen la cantidad de ácido producido en el estómago para reducir el riesgo de ardor de estómago. Por lo general, comienzan a a funcionar una hora después de tomarlo.

Esto significa que actúan más lentamente que los antiácidos. Sin embargo, pueden proporcionar alivio de los síntomas más a largo plazo, con una duración de 8-12 horas.

Los antagonistas H2 están disponibles con receta y sin receta médica. Podemos incluir:

  • cimetidina.
  • famotidina.
  • nizatidina.
  • ranitidina.

Los antagonistas H2 pueden causar efectos secundarios como:

  • dolor de cabeza.
  • estreñimiento.
  • diarrea.
  • náuseas.
  • vómitos.

Protectores de estómago.

Los protectores de estómago bloquean la producción de ácido en el estómago. Son los fármacos más potentes para reducir la producción de ácido y son los más apropiados para las personas con acidez estomacal más frecuente.

Son, por lo general, el tratamiento del reflujo gastroesofágico más eficaz.

Los protectores de estómago, también conocidos como inhibidores de la bomba de protones vienen en forma de pastillas. Entre ellos incluimos:

  • lansoprazol.
  • omeprazol.
  • omeprazol con bicarbonato de sodio.

Los protectores de estómago pueden causar varios efectos secundarios, incluyendo:

  • diarrea.
  • náuseas.
  • vómitos.
  • dolor en el abdomen.
  • dolor de estómago.
  • dolor de cabeza.

Los efectos secundarios menos comunes pero más graves se han relacionado con el uso de protectores de estómago. Estos incluyen un mayor riesgo de neumonía y fracturas óseas.

Combinación de productos de venta libre.

Algunas personas pueden utilizar una combinación de antiácidos, bloqueadores H2 y protectores de estómago para controlar el reflujo ácido.

Sin embargo, la combinación de estos puede causar efectos secundarios como diarrea o estreñimiento en algunos casos. Asegúrate de hablar con tu médico para que te indique un correcto tratamiento del reflujo gastroesofágico.

Medicamentos para el reflujo gastroesofágico de venta libre vs. venta con receta.

Alguna vez te habrás preguntado si un medicamento para el reflujo gastroesofágico de venta libre sería mejor que otros. La elección correcta depende de cómo de frecuentes y graves son los síntomas.

Si los síntomas no son muy frecuentes o severos, los medicamentos para la acidez de venta libre pueden funcionar bien. Los antagonistas H2 y protectores de estómago presentan dosis más bajas que las versiones con receta. Están aprobados para el alivio a corto plazo de molestias menores.

Si se utiliza un medicamento contra el reflujo gastroesofágico de venta libre más de dos veces a la semana durante la enfermedad por reflujo gastroesofágico, o si los síntomas no mejoran con el tratamiento, llama a tu médico.

Los síntomas graves y frecuentes pueden ser signo de un problema más grave y podrían empeorar con el tiempo si no se tratan. En estos casos, es posible que necesites un medicamento para el reflujo gastroesofágico con receta.

Los medicamentos para el reflujo gastroesofágico con receta pueden proporcionar un alivio más fuerte de los síntomas de enfermedad por reflujo gastroesofágico. Ciertos medicamentos para la acidez, como los protectores de estómago con receta, también pueden ayudar a curar el daño al esófago causado por el reflujo ácido.

Habla con tu médico.

Si tienes síntomas de enfermedad por reflujo gastroesofágico y no estás seguro de qué tipo de medicamentos para el reflujo gastroesofágico tomar, habla con tu médico.

Podrás confirmar si tienes enfermedad por reflujo gastroesofágico y desarrollará un tratamiento del reflujo gastroesofágico que te funcione.

Asegúrate de preguntarle a tu médico cualquier pregunta que puedas tener.

Como por ejemplo:

  • ¿Qué cambios en el estilo de vida podría reducir los síntomas?
  • ¿Qué tipo de medicamentos para la acidez sin receta sería mejor para mí?
  • ¿Sería mejor un medicamento para la acidez con receta?
  • ¿Estoy tomando algún medicamento que pueda interactuar con un medicamento para el reflujo gastroesofágico sin receta?
  • ¿Cómo y cuándo debo tomar mis medicamentos contra el reflujo gastroesofágico?

 

error: Contenido protegido.