REFLUJO POR ALCOHOL

Varios investigadores han realizado varios estudios para determinar qué tipo de alcohol parecen agravar el reflujo por alcohol.

Sin embargo, los resultados no han sido concluyentes. Todavía no está claro qué bebidas alcohólicas son mejores que otras para las personas con enfermedad por reflujo gastroesofágico.

El alcohol parece interactuar con el estómago y el esófago a diversos niveles. Este reflujo por alcohol puede ser el culpable de la irritación y los síntomas de la enfermedad por reflujo gastroesofágico en ciertas personas.

Vino y reflujo.

Varias investigaciones han demostrado que el consumo de vino podría reducir el riesgo de esofagitis por reflujo, o irritación de la mucosa esofágica.

Sin embargo, otra revisión demostró que tanto el vino tinto como el blanco, aumentaban la cantidad de ácido producido en el estómago.

Por lo que se trata de un factor de riesgo que podría provocar un empeoramiento del reflujo.

Cerveza y reflujo.

Otro estudio examinó los efectos de la cerveza y el vino en el reflujo ácido. En este estudio se pidió a 25 personas con enfermedad por reflujo gastroesofágico que bebieran una porción de vino blanco, cerveza o agua para luego medir cómo aumentó el reflujo cada bebida.

Los investigadores vieron que tanto la cerveza como el vino desencadenaban reflujo en los hombres y las mujeres en comparación con el agua potable.

Por lo que el reflujo por alcohol quedaba claro.

Consumo de alcohol con reflujo gastroesofágico.

Reflujo por alcoholAunque el alcohol es una de las causas del reflujo gastroesofágico, afecta a las personas de manera diferente. Esto significa que puedes ser capaz de disfrutar de bebidas alcohólicas con moderación con enfermedad por reflujo gastroesofágico.

Pero otra persona con enfermedad por reflujo gastroesofágico puede experimentar un empeoramiento de los síntomas de ardor de estómago después de beber una pequeña cantidad de alcohol.

Existen algunos consejos generales que todas las personas con enfermedad por reflujo gastroesofágico puede seguir para reducir las probabilidades de sentir los síntomas de reflujo por alcohol.

Estos incluyen los siguientes:

  • Limítate a un solo trago. No te pases de una porción de bebida.
  • Evita el consumo de alcohol  2-3 horas antes de acostarte. Acostarte inmediatamente después de beber puede aumentar el riesgo de que aparezca el reflujo ácido durante la noche. Esto se debe a que el alcohol puede relajar la parte inferior del esófago, lo que haría más fácil para el ácido del estómago retroceder hasta el esófago.
  • Mantén un diario dietético con todos los alimentos y bebidas que consumes, señalando cuándo experimentas síntomas de enfermedad por reflujo gastroesofágico más graves. Si encuentras un patrón entre beber cierta bebida alcohólica y los síntomas, deberías eliminar esa bebida para minimizar los síntomas de la enfermedad por reflujo gastroesofágico.

También debes tener en cuenta lo que vas a mezclar con tus bebidas alcohólicas. Algunas personas usan zumo de naranja o bebidas carbonatadas para mezclar con el alcohol pero se sabe que estas bebidas no alcohólicas pueden agravar el reflujo por alcohol.

Cambiarlo por un zumo de baja acidez como zumo de manzana o de zanahoria, o diluirlo con agua puede ayudar a reducir los síntomas de enfermedad por reflujo gastroesofágico.

Algunas personas también fuman tabaco mientras beben. El consumo de tabaco está vinculado con reflujo ácido y el desarrollo de la enfermedad por reflujo gastroesofágico. Esto se debe a que el tabaco puede estimular el ácido del estómago y hacer que los músculos entre el esófago y el estómago se relajen.

El tabaco también puede dañar directamente las células del esófago y el estómago. Cuando se combina con alcohol, es más fácil para las sustancias que causan cáncer entrar en las células. Esta combinación, junto con la enfermedad por reflujo gastroesofágico no tratada, aumenta más el riesgo de cáncer de esófago.

¿Cómo afecta tu dieta al reflujo gastroesofágico?

Ciertos alimentos y bebidas, incluyendo el alcohol, se han relacionado con el aumento del reflujo ácido y el desarrollo de la enfermedad por reflujo gastroesofágico. Ya no sólo por su relación con el reflujo por alcohol si no por la relación sobrepeso y reflujo.

Aquí podemos incluir:

  • Bebidas con cafeína.
  • Chocolate.
  • Café.
  • Alimentos con grasa o alto contenido de grasa.
  • Menta.
  • Productos a base de tomate.
  • Comida picante.

Si bien hay algunos alimentos y bebidas conocidos por desencadenar el reflujo ácido, sus síntomas pueden ser únicos. Además, cuidar el peso es importante para que no lleguen a relacionarse hernia de hiato y reflujo.

Puedes ser capaz de comerte un plato de espaguetis sin problemas, sin embargo, una copa de vino puede hacerte experimentar un intenso reflujo por alcohol. Saber lo que desencadena el reflujo ácido es importante para ayudarnos a encontrar alivio de los síntomas.

error: Contenido protegido.